Nutrición y salud

Las madres que llevan un embarazo saludable son el punto de partida de una familia sana

Para llevar la familia por un camino saludable, usted debe tener el mismo rumbo. Hay muchas formas de mantenerse saludable antes de dar a luz al bebé.

Comer alimentos saludables

La clave está en comer sano. No caiga en la trampa del “estoy comiendo por dos”. Los alimentos ricos en nutrientes esenciales como proteínas, folatos y hierro son nutritivos para usted y  su bebé. Tomar agua es bueno para ambos; para usted y el bebé que se está desarrollando. Comer de cuatro a cinco comidas mantendrá sus niveles de glucemia estables y evitará la acidez.

Mantenerse en movimiento

Debe mantenerse activa, incluso cuando esté embarazada. Haga por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, una caminata por el vecindario, un paseo en bicicleta o una clase de gimnasia de baja intensidad. Todo esto la ayudará a prepararse para estar fuerte cuando llegue el momento de dar a luz.

Prestar atención a la salud

Tome las medidas necesarias para estar en buenas condiciones de salud. Vacúnese contra la gripe y hágase controles dentales con regularidad. Si se enferma durante el embarazo, no tome nada que su médico o profesional de atención médica no le aprueben.

Los síntomas que pueden parecer no tener importancia cuando no está embarazada pueden decir más durante el embarazo.  Hable con su médico o profesional de atención médica si tiene mareos, desmayos, falta de aire, palpitaciones, náuseas y vómitos, dificultad para caminar, dolor o ardor al orinar, visión borrosa, inflamación pronunciada o disminución de la actividad fetal.

Buscar apoyo

El apoyo práctico y emocional es fundamental para que pueda mantener su buena salud mental y reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Si tiene estos síntomas, no es su culpa y no está sola. Busque ayuda y fortalezca sus vínculos con los demás, como su pareja, su familia, sus amigos y compañeros de trabajo, y acepte el apoyo que le brinda WIC. Hable con su médico o profesional de atención médica sobre sus sentimientos. Este apoyo constante puede ayudarla a disminuir la ansiedad por dar a luz y aliviar el estrés del parto. 

Recursos